Texto: Alejandra Rueda Villaurrutia*

Fotos: Cortesía de Porrúa

Por sexto año consecutivo, la librería y editorial nacional recibe en su casa matriz al festival Abierto Mexicano de Diseño

Del 9 al 13 de octubre de 2019, el pabellón de comunicación visual del Abierto Mexicano de Diseño será instalado en la casa matriz de Porrúa, ubicada en Argentina 15, frente al Templo Mayor, con el fin de celebrar y hacer entrar en diálogo las expresiones creativas a nivel internacional relacionadas con el diseño y la literatura en tanto aspectos fundamentales de la vida y su mejoramiento.

El AMD centrará la edición de este año en el concepto de lo “popular”, entendido como “lo del pueblo”, “lo autóctono”, “lo contra la estandarización”. En ese sentido, el espíritu del sello editorial Porrúa se suma a la discusión por medio de la puesta en valor de lo “mexicano”, siempre bajo un mismo propósito: permitir la multiplicidad de voces y sus diferentes giros.

Porrúa, que surgiera como distribuidora y se transformara, poco a poco, en editorial, cumplirá, en 2020, 120 años de poner la cultura al alcance de todos. Con iniciativas concretas como la publicación de obras clásicas a través de la representativa línea Sepan cuántos y la creación del sello Por la libre, que da cabida a obras de cuño independiente, Rodrigo Pérez Porrúa nos comentó en una entrevista1: “Nosotros no creemos en las estadísticas que dicen que los mexicanos no leen; estamos seguros de que el problema real es que el acceso a los libros no es suficiente, por eso nuestro objetivo es crear libros hiperaccesibles, que den voz a quien no la tiene y ésta pueda ser escuchada”.

Un libro puede ser una obra de arte, al respecto Rodrigo observa: “Es un objeto creado con minuciosidad, en él se ejerce una curaduría que se encarga de darle forma, aspecto y ritmo; posee una textura, un olor y provoca emociones”. Estas cualidades son las que hacen que aún existan los libros físicos en una época de vorágine tecnológica donde lo material tiende a desvanecerse. Y es que, así como se contempla un libro, se contempla un cuadro o un objeto diseñado. Por esta razón, Librería Porrúa no duda en unir esfuerzos con ejercicios como el festival Abierto Mexicano de Diseño, porque juntos impulsan la creación y promueven el deleite estético de las más diversas manifestaciones culturales de este país.

* Es licenciada en Estudios latinoamericanos de la UNAM, ayudante de investigación del Instituto de Investigaciones
Estéticas de la UNAM y directora de fotografía independiente.