Texto: Marianna Carrión Cacho*
Fotos: Cortesía Fundación Rivas Mercado A.C.

La foto de Antonieta sosteniendo un cofre adherida a las puertas de una sala de museo, daba la bienvenida a la magna exposición que realizó el Palacio de Bellas Artes en el 2008 para celebrar su vida, su labor y su obra. La imagen del semblante, las manos sobre el cofre que parecía guardar una historia, mil historias; la puerta que se abría de tanto en tanto para dar paso a los asistentes, era tan bonita, tan simbólica, tan cálida, que es hasta ahora uno de mis recuerdos favoritos.

Hay algo en las vidas de algunas personas que resuenan con uno con más fuerza. La vida de Antonieta me resonó entonces y me resuena ahora que la siento como una vieja conocida, después de una tesis y años de leerla. Su historia se contaba en las paredes y se ilustraba con arte. La curaduría giraba en torno a su labor como gestora cultural, como mecenas de arte, como emprendedora e intelectual, como estandarte político, como símbolo de la mujer mexicana moderna de principios del siglo XX.

Antonieta fue independiente, transgresora, valiente e innovadora, fue un agente de cambio. Su nombre define una etapa importante de nuestra historia contemporánea. Mecenas y promotora del arte y la cultura, actriz, crítica, cronista, ensayista, impulsora entusiasta de los derechos de la mujer. Sus aportaciones a diferentes círculos intelectuales y culturales e incluso sus esfuerzos por incluirse en la vida política del país en el primer cuarto del siglo XX, abrieron brechas que favorecieron al desarrollo cultural de México.

¿Dónde podemos saber más sobre Antonieta Rivas Mercado?

La casa de Héroes
En el año 2002 se comenzó con el proyecto de rescate y restauración de la casa de la calle de Héroes no. 45 en la colonia Guerrero, construida por el arquitecto Antonio Rivas Mercado y donde Antonieta nació y vivió sus primeros años, y en el 2017 abrió de nuevo sus puertas como un espacio cultural dedicado a este maravilloso personaje y su trabajo.

Este palacete de principios del siglo XX se puede transitar durante las visitas guidas que ofrecen los fines de semana. El guía a cargo del recorrido nos conduce en un breve viaje imaginario por la historia y la arquitectura de la colonia Guerrero, y de la modernización de la ciudad de México durante el porfiriato, para después introducirnos en la historia de la casa desde sus entrañas, en un minucioso repaso por cada uno de sus detalles que, en conjunto, hacen una extraordinaria obra arquitectónica ecléctica, construida con la mejor ingeniería de la época y con refinados detalles de decoración que la convierten también en una fascinante obra de arte.

Podemos conocer, además, mucho más de cerca el entorno en el que se desarrolló el legado de esta familia que es un eje medular en nuestra manera de concebir la cultura contemporánea de México.

Si el recorrido no es suficiente, Casa Rivas Mercado ofrece también programas y cursos sobre Antonieta y el arquitecto Antonio Rivas. Si los fines de semana no tienes tiempo, es posible visitarla entre semana en grupos de 15 a 35 personas, reservando en el correo electrónico: visitas@casarivasmercado.com o al teléfono 25 91 6666.

Lánzate la casa Rivas Mercado y no olvides llevar tu donativo de $200 pesos ($100 si eres profesor y $75 si eres estudiante).

 

* Exalumna de Comunicación y gestión de la cultura y las artes de la Universidad de la Comunicación. Resposable de relaciones públicas y patrocinios en el Auditorio Nacional.