Texto: Daniela M. Mar Beltrán* Foto: Daniela Mar

Hablar de gestión cultural puede ser dificil cuando no se comprende puntualmente qué es realmente. Quizá este fue uno de los primeros obstáculos a los que me enfrenté desde mi vida académica. Hoy por hoy, definir la gestión cultural en pocas palabras sigue siendo un verdadero reto ya que un gestor cultural no tiene una sola función, o por lo menos no para mí. Desde la mitad de la licenciatura me vi envuelta a muchísimas curiosidades, con ganas de comerme el mundo de un solo bocado. Busqué poder trabajar como voluntaria con artIstas o espacios relacionados al arte y así fue como logré generar un proyecto con la Sociedad Mexicana de Acuarelistas en el 2016. Fue un verdadero reto pero no estaba sola, me apoyé de mi amiga que también estudiaba conmigo en la universidad y de profesores que vieron mi impetú por aprender y comenzar a desarrollarme. Mi participación en la organización, curaduría y museografía tuvo repercuciones positivas ya que la misma Sociedad Mexicana de Acuarelistas me invitó a organizar el Foro Internacional de Acuarela en donde tuve la oportunidad de conocer a Erik Castillo curador independiente, así como a muchos más artistas. Poco a poco comencé a tener un acercamiento a los espacios y actores involucrados en los proyectos. Conocerlos y generar propuestas de intercambio propició en mí una iniciativa por colaborar e involucrarme cada vez más en la elaboración de propuestas.

Después seguí buscando foros, cursos, talleres, seminarios, cualquier medio que pudiera seguir aumentando mi conocimiento y fue como conocí a Plácido Merino, profesor de la Universidad de la Comunicación y un gran artista plástico. Al darme la oportunidad de trabajar con él fui aplicando los conocimientos que había aprendido en la universidad, lo cual me nutrió de experiencias que enriquecerían mis aprendizajes de manera personal y profesional.

El día de hoy sigo muy emocionada de poder dedicarme a esto y seguir escribiendo críticas de arte, gestionando artistas plásticos y desarrollando proyectos que, estoy convencida, me abrirán siempre nuevos horizontes en el ámbito del arte y la cultura. Actualmente trabajo en el MODO (Museo del Objeto) como apoyo a la coordinación del museo lo que me ha permitido involucrarme y formar parte de cada proceso en la gestión.

Desenvolverme como comunicóloga en el arte y la cultura me ha permitido realizar proyectos independientes como lo fue ser curadora de la exposición individual Discursos de muerte y sombra en el Festival Internacional Cervantino (2019) y haber logrado ser acredora de una beca por la Secretaria de Cultura para realizar proyectos comunitarios en la Ciudad de México.

* Licenciada en Comunicación y gestión de la cultura y las artes en la Universidad de la Comunicación, realizó un curso de obtención de patrocinios en el INBAL y el diplomado en Inbound Marketing by Hubspot. Es fundadora de Galería Ménades (2017) y curadora de diversas exposiciones.