Texto y fotos: Madame Cancan

María Antonieta Canfield es una artista mexicana reconocida por sus trabajos monumentales y proyectos públicos de gran formato, resultado de su formación como artista especializada en el trabajo vertical. Actualmente es productora y líder de un equipo de muralistas verticales que opera en la Ciudad de México. Canfield estudió pintura clásica en Italia, obtuvo la licenciatura en Artes visuales en la Cambre E.N.S.A.V., en Bélgica, y una maestría en Ilustración en Saint Lukas, en Gante. La diversidad de puntos de vista con los que ha estado en contacto han caracterizado su carrera, así como su necesidad por formarse de manera constante en el entorno urbano, espacio del que le interesa el diálogo con la gente.

En esta exhibición, Canfield crea y recrea un alter ego, resultado de un proyecto marcado por una punzante perspectiva de género. Madame Cancan es un personaje feminista que surge a partir de una serie de reflexiones en torno al erotismo, la sensualidad y la construcción de la “feminidad”. En ese sentido, este personaje ficticio opera como dispositivo que cuestiona la manera en la que la sensualidad y la moralidad impuestas por la cultura patriarcal han constreñido a las mujeres históricamente.

Así, en la exposición Sensualidad kamikaze, Madame Cancan se representa a sí misma y a un grupo de mujeres cercanas que, a pesar de considerarse empoderadas y libres, enfrentan no obstante problemáticas de violencia similares en sus relaciones (de cualquier índole) con los hombres.

Las piezas de esta muestra son producto de las interesantes conversaciones que, mediante su pseudónimo, la artista tuvo consigo misma y con las mujeres retratadas. Y es que, mediante un juego de confesiones compartidas en espacios seguros, la escucha, la comprensión y el humor favorecieron la sanación mutua de esas heridas comunes infligidas (en su mayoría) por sus diferentes parejas eróticas. Asimismo, destaca el hecho de que la pintora pidiera a cada una de las mujeres que, en un acto de autoafirmación último, le dijera cómo quería ser representada.

Sensualidad Kamikaze
Sensualidad Kamikaze