Texto: Dinorah Zepeda Campos* | Fotos: Cortesía Centro Cultural Tijuana | Video: Santiago da Silva Évora**

Antidogma llegó hasta el Centro Cultural Tijuana (CECUT) para platicar con su directora, la doctora Vianka Robles Santana, dramaturga, actriz y gestora cultural que ha logrado constituir un espacio incluyente y multidisciplinario para las artes.

Vianka es una mujer que entiende la función del arte como una vía para rescatar al individuo de la simulación y de lo ordinario de la vida, así como para romper los estereotipos y hacer seres humanos más plenos; para ella, el arte ayuda a ver hacia adentro del individuo y por eso nos puede rescatar de la locura líquida posmoderna.

Bajo su dirección, el CECUT ha retomado la vocación original del Centro de ser binacional y posicionarse en toda la franja fronteriza para lograr una verdadera circulación de la riqueza cultural, incluyendo a los mexicanos que viven en territorio estadunidense. Lo cual es una estrategia que busca terminar con el estigma de que por no vivir en el territorio dejan de ser mexicanos.

El proyecto del Corredor Cultural del Norte incluye a los migrantes pues es necesario entender que la cultura involucra a la política y a la economía ya que es la asimetría que se vive en México la causa principal del fenómeno migratorio. Por ende, resulta labor fundamental para el CECUT conectar con los mexicanos que viven del otro lado de la frontera. Así, para lograr la circulación bilateral del arte y la cultura, todos los miércoles una camioneta sale del Centro con artistas de los dos lados del muro con el fin de propiciar intercambios en temas de migración, derechos humanos y diversidad cultural.

Asimismo, la directora dejó muy claro que en el CECUT se trabaja con todas las mujeres: con trabajadoras sexuales, mujeres transgénero, mujeres con SIDA, ancianas, migrantes, artesanas; además, resaltó que cuentan con el programa de Cultura Comunitaria en el que 50 artistas trabajan en 68 comunidades promoviendo actividades y talleres artesanales que preservan sus costumbres. En este programa participan grabadoras, artesanas, perfumeras, pintoras, teatristas, etc., que son contratadas por el Centro para compartir sus saberes ancestrales y conservar la cultura que está en su cosmovisión. Este programa también hace un acompañamiento a estas mujeres pues, además de que las artesanas son contratadas para impartir cursos y talleres, se les ayuda a abrir su cuenta en el banco y a hacer su declaración ante Hacienda.

En un plano más personal, Vianka habló sobre la dificultad de desempeñar la labor de directora y compartió que ha enfrentado distintos tipos de misoginia así como diversas críticas debido a que aún existe una gran reticencia tanto a que una mujer esté al frente de una institución como a que además posea altos grados académicos. En ese sentido, enfatizó la importancia de que mujeres y hombres trabajemos para dejar de reproducir estereotipos de género y acabar con la uniformidad estética y la presión social, ya que solo así se alcanzará el cambio cultural que necesitamos.

La directora defiende la premisa establecida en esta administración acerca de que el protagonismo lo debe tener el hecho cultural y no “los servidores corta listones”; sobre las críticas de la austeridad de esta administración menciona que, en el CECUT, los recursos se invierten “en los artistas, en los artesanos y en los muros del recinto, no en viajes, restaurantes y guaruras”. Y es que, para su mantenimiento, el Centro tiene un sistema híbrido de administración que lo convierte en una S.A. de C.V., motivo por el cual además de recibir recursos de gobierno, están obligados a generar los propios.

La reflexión final que Vianka envió a los jóvenes de la Universidad de la Comunicación es que el arte y la cultura permiten una lectura polidimensional del mundo y eso, afirma, es sin duda la mejor inversión.

 

AQUÍ LA AGENDA DE PRÓXIMAS EXPOSICIONES EN CECUT:

Del 13 de febrero al 2 de agosto, en el Pasillo de la Fotografía Vidal Pinto: Angel Heart de Dai Ito, fotógrafo japonés, radicado en Tokio, que nos muestra una serie de imágenes en blanco y negro que explora nuestra comprensión del tiempo y el espacio y produce historias previamente invisibles.

– Del 20 de febrero al 7 de junio, en la Sala Central: Pintura bajacaliforniana. Colección CECUT, Exposición de obras de artistas regionales que enuncia la diversidad temática y la potencialidad de la pintura como disciplina artística.

– Del 6 de marzo al 10 de mayo, en el vestíbulo de El Cubo: Mujeres ocultas. The Lampshade Project de Jenny Ashley. Serie fotográfica que parte de la tradición del retrato para criticar la desigualdad de género, la objetivación y la invisibilidad de la mujer en el entorno contemporáneo.

– Del 13 de marzo al 2 de agosto, en la Sala Marta Palau: Conjunciones: formas y espacio-tiempo de Elba Rhoads, con curaduría de Roberto Rosique. Un recorrido por la pintura explícita de la artista regional donde la inquietud busca representar al individuo en sus diferentes planos, en un mismo espacio y tiempo, con la que propone otras formas interpretativas.

– Del 20 de marzo al 6 de septiembre en la Sala de Exposiciones, planta baja: Los visitantes de Pablo Echánove. A través de las ilustraciones y la memorabilia que nos hablan de un pasado que no existe, el artista reflexiona sobre la esencia de la obra de arte, el rol del coleccionismo en la construcción de la identidad y las formas de relación de los subgrupos sociales.

– Del 27 de marzo al 28 de junio en el Cubo, Sala 1: Construyendo puentes en época de muros: Arte Chicano/Mexicano de Los Ángeles a México. Selección multigeneracional de obras realizadas por artistas chicanos y chicanas quienes, desde su condición binacional, analizan los vínculos que los unen con las dos raíces culturales que representan y que se extienden más allá de las fronteras convencionales. En colaboración con AltaMed Heart Services.

– Del 17 de abril al 9 de agosto en el Cubo, Sala 2: Fantasía moral de Shinpei Takeda. Exposición que revisa los proyectos artísticos de la última década del artista japonés, entre los que se encuentran arte-instalación, intervención in situ y obras multimedia.

– Del 3 de abril al 4 de octubre en el Cubo, Sala 3: Arte sacro (título pendiente). Exposición de obras de arte sacro de los siglos XVIII y XIX. A través de las imágenes de las Dolorosas y su lugar en el panteón cristiano, se analiza el papel de la mujer dentro de la historia del arte sacro y su influencia en el ámbito social y político.

Vianka Robles

Dirección:

Paseo de los Héroes 9350, Zona Rio Tijuana, B.C

Horarios:

Martes a domingo de 10:00 a 19:00 hrs

www.cecut.gob.mx

FB: Centro Cultural Tijuana- CECUT
IG: cecut_mx

* Licenciada en Ciencias de la Comunicación por la UNAM y docente universitaria en la UC, UNAM y UVM.

** Alumno de cuarto semestre de la Maestría en Cine documental en la Universidad de la Comunicación.